MENÚ

Exámenes y evaluaciones de audición

El Departamento de Audiología en Arkansas Children's ofrece servicios audiológicos integrales y expertos, entre ellos identificación y medición de la pérdida auditiva, asesoramiento a padres y habilitación de los niños con discapacidad auditiva. Un audiólogo certificado está disponible para cada sesión, y un otorrinolaringólogo pediátrico y un patólogo del habla están disponibles a solicitud. 

La misión de nuestro programa es brindar servicios integrales de diagnóstico e intervención a los niños. El enfoque es la identificación temprana, la intervención agresiva y la participación de la familia. Los exámenes y evaluaciones a cargo del Departamento de Audiología incluyen:

Prueba de respuesta auditiva del tallo cerebral (ABR)

¿Qué es la prueba de respuesta auditiva del tallo cerebral?

Una prueba de respuesta auditiva del tallo cerebral (ABR) muestra la respuesta del tallo cerebral al sonido. Los niveles diferentes de volumen y tono se utilizan para determinar los niveles aproximados de audición en cada oído. La prueba no requiere la participación del niño. A menudo se realiza a bebés y niños pequeños, o a cualquiera que no pueda participar en pruebas de rutina.

¿Cómo se realiza la prueba?

Se colocan cuatro pequeños electrodos en el oído de su hijo y se le presentan sonidos a través de un auricular a cada oído por separado, mientras una computadora analiza los cambios en el patrón de ondas del cerebro en respuesta a los sonidos.  La prueba no es dolorosa ni incómoda, pero es necesario que su hijo esté dormido para poder obtener grabaciones nítidas durante la prueba.  Puede quedarse en el consultorio con su hijo durante la prueba, y se le explicarán los resultados después de la prueba.  Esta prueba se puede realizar con el niño sedado o sin sedar, dependiendo de la edad y salud de su hijo.

Evaluación audiológica conductual

¿Qué es la evaluación audiológica conductual? 

Una evaluación audiológica (conductual) regular mide los grados de audición para diferentes tonos. Esta prueba se realiza en una habitación insonorizada para averiguar si su hijo puede escuchar sonidos suaves con claridad a todos los niveles importantes para escuchar palabras oralmente.

¿Cómo se realiza la prueba? 

Este tipo de prueba se elegirá según la edad y capacidades de su hijo:

  • La audiometría de refuerzo visual (VRA) observa los giros de la cabeza en respuesta a los sonidos, y ofrece recompensas por esas respuestas con un juguete iluminado. Este tipo de audiometría conductual es generalmente usada para niños de entre 6 meses y 2 años.
  • La audiometría de juego muestra la manera en que su hijo responde a los sonidos con una actividad lúdica, como colocar un bloque dentro de un balde después de escuchar un sonido. Este tipo de audiometría conductual es generalmente usada para niños mayores de 2 años.
  • Los niños mayores pueden responder a los sonidos durante la prueba levantando una mano, presionando un botón o respondiendo verbalmente a cada sonido.

Examen auditivo del recién nacido

Los programas de exámenes auditivos en recién nacidos están diseñados para identificar la pérdida auditiva en los bebés poco después de su nacimiento. La pérdida auditiva es una de las anomalías congénitas más comunes y afecta a aproximadamente 3 de cada 1000 bebés. El estado de Arkansas ha implementado protocolos de evaluación dentro de los hospitales y clínicas y recomienda que cada bebé sea sometido a un examen de audición. (Alrededor del 95% de las pruebas de audición se realizan antes de darle el alta del hospital o la clínica donde ha nacido el bebé).

¿Qué sucede si mi hijo no pasa la prueba de audición del recién nacido o no le realizan la prueba en el hospital donde nace?

Si su hijo debe realizarse más pruebas, no necesariamente significa que tiene pérdida auditiva. Las razones más comunes por las que un bebé podría necesitar otras pruebas son:

  • El bebé no se queda quieto en la prueba original
  • Líquido o infección en el oído medio
  • Canal del oído obstruido por suciedad
  • Pérdida auditiva permanente, leve o grave

Es importante regresar para la prueba auditiva de seguimiento antes de los 1 meses de edad.

El Programa de examen auditivo del recién nacido en Arkansas Children's vuelve a evaluar la audición si el bebé no pasa la prueba auditiva original. SI el bebé nunca fue sometido a la prueba de audición del recién nacido antes del alta del hospital donde nació, también podemos ofrecerle la prueba original. Si el bebé no pasa la segunda prueba auditiva y se ha descartado la presencia de líquido en el oído medio, entonces el bebé será derivado a uno de nuestros audiólogos pediátricos para una prueba de diagnóstico. Esto garantiza que las derivaciones se realicen a tiempo para que el bebé pueda recibir el tratamiento y atención adecuados. Si el bebé es derivado para recibir una evaluación audiológica de diagnóstico, es importante hacer la evaluación lo antes posible.

Queremos dejar en claro que "nunca es tarde" para determinar la manera en que un bebé escucha. Si no se detecta y no se trata, la pérdida auditiva puede retardar el habla y el desarrollo del lenguaje, causar problemas emocionales y provocar dificultades en el aprendizaje. Al detectar la pérdida auditiva cuando el bebé nace, las familias pueden recibir información sobre el estado auditivo de su hijo y se puede iniciar un tratamiento eficaz de inmediato. Nuestro programa ha sido reconocido como líder nacional en el área de la detección temprana de la pérdida auditiva, y sienta precedentes para el diagnóstico temprano de los bebés en el estado. Utilizamos la tecnología informática disponible más avanzada para desarrollar un plan de amplificación personalizado, que incluye audífonos, dispositivos de asistencia auditiva e implantes cocleares. El tiempo es todo: la audición de cualquier niño se puede evaluar con un grado alto de exactitud.

Emisiones otoacústicas (OAE)

¿Qué es la prueba de emisiones otoacústicas?

La prueba de emisiones otoacústicas (OAE) es una manera de medir el funcionamiento del oído interno. Esta prueba no requiere que el niño diga o muestre los sonidos que se escuchan. Por lo tanto, esta prueba se puede usar para evaluar la audición de un bebé o de cualquier persona. Las emisiones otoacústicas (OAE) se miden con un tapón suave para los oídos. Indica si las células capilares de la cóclea (oído interno) están funcionando, y se puede medir si estén presentes o ausentes siempre que su hijo no tenga cera ni líquido en el oído.

¿Cómo se realiza la prueba?

La prueba se realiza insertando un tapón suave en el canal auditivo. Se presentan una serie de clics. Las emisiones otoacústicas son ecos emitidos por la cóclea (órgano de audición) en respuesta a estos sonidos. El eco se mide con una sonda en el canal auditivo que examina la audición del niño.

Timpanometría

¿Qué es una prueba de timpanometría?

La timpanometría es una prueba de la función del oído medio y no una prueba de los umbrales de audición. La timpanometría permite evaluar la salud del tímpano y el espacio del oído medio detrás del tímpano. Registra el funcionamiento del tímpano a medida que se introduce presión de aire en el canal auditivo. La prueba se realiza colocando una punta de goma suave en el oído durante algunos segundos.

Los resultados del timpanograma pueden ayudar al pediatra o al otorrinolaringólogo a evaluar el líquido en el oído medio, la disfunción de la trompa de Eustaquio, las perforaciones de la membrana timpánica, y si los tubos del oído están abiertos u obstruidos.

¿Cuándo se realiza esta prueba?

Por lo general, el timpanograma se realiza durante la consulta de la evaluación audiológica de su hijo.