MENÚ

En el día de la cirugía

Evaluación preanestésica:

Después de registrarse, tendrá una reunión con los anestesistas para hablar sobre el estado de salud actual de su hijo y su historia médica antes de que se pueda administrar la anestesia. También puede hacer preguntas y/o informar al personal sobre cualquier inquietud o preocupación que tanto usted como el niño pudieran tener.

Sala de espera:

  • Luego de la evaluación preanestésica, usted y su hijo pasarán a una sala para esperar a la cirugía.
  • En la sala de espera, es posible que se le proporcione un medicamento al niño (denominado "premedicación" o "premed") para ayudarlo a relajarse antes de la cirugía. La premedicación a menudo se administra en forma de líquido para que el niño la beba, pero también puede ser administrada de otras formas, como por ejemplo con una inyección.
  • Si su hijo recibirá la premedicación y cómo será administrada depende de la edad del niño (hay menos probabilidades de que los niños mayores y los adolescentes deban tomar la premedicación), la afección médica y si hay tiempo para que el medicamento surta efecto.

Ir al quirófano:

  • Es posible que su hijo sea transportado hacia el quirófano en una camilla o en andas.
  • Puede darle un beso al niño y decirle que lo verá en un momento.
  • Aunque se toman recaudos para evitar que el niño esté intranquilo, la separación aún puede causar nervios o ansiedad.
  • ¡El personal médico cuidará de su hijo!

Administración de la anestesia:

Existen tres formas principales por las que su hijo puede recibir la anestesia:

  • Mediante una máscara, por la cual se administra un gas anestésico que su hijo respirará (en general para niños más pequeños y más jóvenes),
  • Mediante una vía intravenosa ("VI"), con medicamentos anestésicos (generalmente para niños mayores), o bien
  • Mediante una inyección intramuscular (II) (con frecuencia se emplea este método cuando el niño no acepta la máscara ni la vía)

El anestesiólogo de su hijo decidirá cuál es el mejor método para administrar la anestesia.

Sala de recuperación:

  • Después de la cirugía, se trasladará al niño a la Unidad de cuidados postanestésicos (UCPA) o sala de recuperación) hasta que se despierte. Uno de los padres o un proveedor de cuidados será llamado a la UCPA para estar junto al niño cuando se despierte. Lo mejor es que solo una persona permanezca con el niño durante el tiempo que pase en la sala de recuperación.
  • Es posible que el niño esté aturdido o somnoliento por la anestesia. En ocasiones, los niños no se comportan como de costumbre al recuperarse de la anestesia. Por ejemplo, su hijo puede estar irritable, de mal humor, llorando y/o difícil de consolar.
  • Si su hijo será ingresado en el hospital después de la recuperación, irá directamente desde la UCPA a la habitación del hospital.
  • Si a su hijo se le dará de alta después de la cirugía, será conducido a la sala de recuperación para pacientes ambulatorios durante una hora aproximadamente antes de recibir el alta. Ambos progenitores pueden visitar al niño en esta otra sala de recuperación.
  • Lo mejor es que el niño no reciba muchas visitas de familiares y amigos antes de recibir el alta. Necesita descansar mientras se recupera de la anestesia y la cirugía.
  • Cuando se haya recuperado de la anestesia, daremos de alta a su hijo.

 

Después del alta:

  • Recibirá instrucciones por escrito con respecto al cuidado de su hijo en casa.
  • En las instrucciones de atención postoperatoria de su hijo, aparecerá un listado de números de teléfono a los cuales puede llamar si tiene problemas, preguntas o inquietudes sobre la salud de su hijo.