MENÚ

El Modelo 3D le da a los Doctores una Mejor Imagen en Asuntos del Corazón

For English version, click here.

Katie Cruz-Moreno nació con un corazón como ningún otro. Además de tener un orifico en el corazón, la niña de 6 años de Fort Smith tenía válvulas que se formaron anormalmente y cámaras de bombeo ubicadas en lugares completamente incorrectos.

Esta serie de defectos es rara y compleja, presentando retos adicionales a los doctores que estaban tratando de mejorar el corazón de la niña. Cuando fue obvio que ella necesitaba cirugía en el 2015, el Centro Cardiaco del Arkansas Children's Hospital (ACH) quería comprender mejor lo que estaba pasando en el cuerpo de Katie antes de cualquier procedimiento. "No era simplemente mover los ventrículos en un paciente como Katie, en el caso de ella necesitábamos encontrar un enfoque creativo", dijo la cardióloga Renee Bornemeier, Directora del Centro Cardiaco Fetal de ACH. "Las imágenes de su corazón ayudaban pero solo nos daban cierta información".

Los doctores de Arkansas Children's trabajaron con un laboratorio en Japón para desarrollar un modelo tridimensional del corazón de Katie antes de hacer la cirugía correctiva. Katie sería el primer paciente de ACH en tener este recurso disponible.

El modelo permitió a todo el equipo médico de Katie desarrollar un entendimiento detallado del corazón de la niña de 6 años y planear la mejor estrategia para su reparación. Los doctores y cirujanos inclusive podían ver cuán gruesas y agrandadas estaban las paredes del corazón conforme tocaban y trabajaban con el modelo.

"Nos dio a todos un mejor entendimiento del tamaño de su corazón y de la naturaleza compleja de su anatomía intracardiaca", dijo la Dra. Bornemeier. "Estos modelos son verdaderamente innovadores. Le dan al equipo médico un mejor y conciso entendimiento de la anatomía infantil".

El resultado para Katie ha sido un futuro más saludable. La Sra. Patricia, madre de Katie, reportó en una cita reciente en clínica con la Dra. Bornemeier que su hija ha experimentado pocos efectos secundarios desde la cirugía. Katie es la misma de antes, mimando a su muñeca Hello Kitty y sonriendo tímidamente a cualquiera que le hable.

"Hasta ahora todo bien", dijo la Sra. Patricia mientras que su hija jugando se escondía cerca de la mesa de examinación. "Ella verdaderamente es una niña normal de 6 años".

¡La familia estaba satisfecha de que ACH pudo darle a Katie el mejor procedimiento correctivo posible utilizando el modelo tridimensional!

"Sabíamos que esto era muy delicado, muy complejo", dijo la Sra. Patricia. "Siempre estuvimos dispuestos a tomar cualquier riesgo necesario para que ella mejorara".

El corazón de Katie todavía no funciona normalmente pero ha logrado grandes mejorías desde la cirugía. Ella va a seguimiento con cardiólogos de ACH en la clínica regional de Fort Smith y también la ven cada 6 meses en la Clínica de Cardiología en Little Rock, por ahora solo toma un par de medicamentos.

ACH continuará trabajando con laboratorios en los Estados Unidos y alrededor del mundo para crear modelos similares para niños con casos tan raros y complejos como el de Katie. El Centro Cardiaco espera adquirir, en el futuro, capacidades para imprimir modelos tridimensionales en sus facilidades.

"Nosotros vemos esto como una opción adicional para crear imágenes que nos ayudarían a entender la anatomía tridimensional y compleja de los niños con corazones con defectos", dijo la Dra. Bornemeier. "Nos puede ayudar a escoger las mejores opciones para el manejo quirúrgico de estos pacientes".

Si usted piensa que su niño podría beneficiarse con el cuidado del Centro Cardiaco del Arkansas Children's Hospital, pídale una referencia a su doctor de cabecera. Ellos pueden contactar a nuestro equipo de expertos que ofrecen índices de resultados reconocidos nacionalmente llamando al (501) 364-1479 o al 1-800-249-3232.