MENÚ

Afecciones y tratamientos

El equipo de neurofisiología trabaja con los doctores y cirujanos de su hijo y llevan a cabo pruebas altamente especializadas para hacer un diagnóstico preciso de la afección específica de su hijo, ya sea que se trate de dolores de cabeza o de un trastorno genético extraño.

Nuestros técnicos y enfermeras se unen al equipo de atención de su hijo para determinar el mejor procedimiento y monitorearlo de cerca durante la cirugía y el tratamiento.

Epilepsia

La epilepsia es una afección en la que actividad eléctrica anormal en el cerebro causa convulsiones por ningún otro motivo médico obvio. Aproximadamente un 0.6 por ciento de niños de hasta 17 años tiene epilepsia activa. La afección actúa diferente en cada niño:

  • En algunos niños, la afección se controla fácilmente con medicamento.
  • En otros, la epilepsia es una enfermedad de por vida que afecta muchas partes de la vida.
  • Algunos niños superan la afección con el tiempo.

La epilepsia puede tratarse con medicamentos y cirugía. Los niños con epilepsia más grave pueden beneficiarse de un estimulador del nervio vago. Este dispositivo tipo marcapasos controla las señales del nervio vago en el cuello para reducir y controlar las convulsiones.

Síncope

Síncope es una respuesta del cuerpo involuntaria que causa desmayo. Durante el síncope, el ritmo cardiaco disminuye y los vasos sanguíneos se dilatan, lo que significa que llega menos sangre al cerebro. Un niño que está por desmayarse puede sentir:

  • Mareo o aturdimiento
  • Náuseas
  • La visión se pone borrosa o negra

El síncope puede ser causado por una variedad de situaciones, como:

  • Síncope vasovagal
  • Hipotensión ortostática (ponerse de pie muy rápido)
  • Defectos cardíacos
  • Latidos irregulares
  • Inflamación del músculo cardíaco (miocarditis)

Los tratamientos incluyen evitar situaciones que puedan causar una respuesta vasovagal, como situaciones de miedo o estresantes. Otros tratamientos incluyen atender las condiciones subyacentes que pueden causar síncope, como reparar un defecto cardíaco.

Episodios de desmayo sin diagnosticar

Los episodios de desmayo sin diagnosticar pueden ser inquietantes y alarmantes. La causa de los desmayos frecuentes o periódicos puede ser simple, como nivel bajo de azúcar en la sangre por saltear una comida, o más compleja, como una afección neurológica o cardíaca. La causa exacta puede ser difícil de precisar ya que algunas pruebas comunes no siempre detectan ciertas afecciones. En Arkansas Children's realizamos una variedad de revisiones de diagnóstico para ayudar a descubrir qué hace que su hijo se desmaye. Según la causa, los tratamientos pueden incluir medicamentos, desfibriladores implantados, cirugía, asesoramiento en nutrición o biorretroalimentación.

Escoliosis

La escoliosis ocurre cuando anomalías en los huesos de la médula espinal hacen que esta se incline hacia un lado. Esto puede causar:

  • Dolor
  • Problema para respirar
  • Problemas en el desarrollo y el crecimiento normales

La cirugía se usa para corregir la curva en la médula espinal, aliviar los síntomas y evitar daños futuros. Los cirujanos especialmente capacitados usan prótesis y otros dispositivos para fortalecer y enderezar la médula espinal para que su hijo pueda continuar con un crecimiento más normal.

En Arkansas Children's brindamos los tratamientos quirúrgicos más avanzados, incluso tecnología de control quirúrgico para proteger la médula espinal y garantizar la colocación adecuada de las prótesis correctivas.

Malformación de Chiari 1

La malformación de Chiari 1 ocurre cuando el cerebelo (una parte del cerebro) pasa por un orificio en la base del cráneo. Normalmente, este espacio sólo contiene la médula espinal. Generalmente, la afección se diagnostica en la adolescencia y la adultez y a menudo se descubre de casualidad. Muchos niños con la malformación de Chiari 1 no tienen síntomas. Hasta el 50 por ciento de los pacientes también tienen otras afecciones, como:

  • Espina bífida cervical
  • Escoliosis

Los síntomas de las malformaciones de Chiari I incluyen:

  • Fuerte dolor de cabeza y en el cuello
  • Mareo
  • Problemas de equilibrio
  • Visión borrosa o doble
  • Sensibilidad a las luces brillantes
  • Debilidad muscular grave

Si un niño no tiene síntomas, no se requiere tratamiento. Cuando lo síntomas son graves, se puede corregir la posición anormal del cerebelo con cirugía.

Médula espinal anclada

Una médula espinal anclada ocurre cuando la médula espinal se estira como una banda elástica. Las conexiones anormales de los tejidos limitan el movimiento de la médula espinal. La médula espinal anclada puede ocurrir con otras afecciones relacionadas, como:

  • Espina bífida
  • Grasa anormal en la médula espinal
  • Una conexión más tensa entre la médula espinal y el coxis.

Una médula espinal anclada puede causar:

  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Dolor de piernas y adormecimiento
  • Dificultad para caminar
  • Anomalías en los pies
  • Escoliosis
  • Problemas de vejiga y control intestinal

Los tratamientos incluyen soportes para fortalecer la espalda y los músculos que rodean la médula espinal. A veces, se requiere cirugía para aliviar los síntomas.

Tumor de la fosa posterior

Un tumor de la fosa posterior es un tumor de cerebro que se encuentra en la parte inferior del cráneo. Estos tumores son generalmente cánceres cerebrales primarios. Si crecen mucho, pueden bloquear el flujo del líquido cefalorraquídeo, causar un aumento en la presión sobre el cerebro y la médula espinal y dañar los nervios craneales. Los síntomas causados por estos tumores incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia
  • Inestabilidad
  • Náuseas y vómitos
  • Problemas oculares y de la visión
  • Debilidad muscular facial
  • Pérdida de audición

La cirugía se usa para quitar los tumores de la fosa posterior aunque no sean cancerosos ya que la presencia de los mismos puede dañar otros nervios y otras estructuras en el cerebro. También se puede usar radioterapia.

Enfermedades neurodegenerativas

Las enfermedades neurodegenerativas son un grupo de afecciones raras que implican la pérdida de funciones neurológicas, como caminar u otros movimientos, debido a anomalías estructurales en el sistema nervioso central. Esos trastornos pueden ser genéticos o no genéticos. Las causas de muchas de esas afecciones se desconocen, pero pueden incluir factores como:

  • Metabólicos
  • Virales
  • Inmunopáticos
  • Ambientales
  • Epileptogénicos

Entre las enfermedades neurodegenerativas que ocurren con mayor frecuencia se encuentran:

  • Esclerosis tuberosa con degeneración
  • Síndrome de West (encefalopatía degenerativa idiopática asociada con los espasmos infantiles)
  • Enfermedad de Werdnig-Hoffmann
  • Paraplejia espástica hereditaria
  • Panencefalitis esclerosante subaguda
  • Lipofuscinosis neuronal ceroidea

Los tratamientos incluyen atender los síntomas. Otros tratamientos dependen de los detalles de la afección. Por ejemplo, si la afección es metabólica por naturaleza, pueden ser útiles los tratamientos nutricionales.

Enfermedades neurogenéticas

Los trastornos neurogenéticos son afecciones causadas por cambios en los genes y cromosomas. Esos cambios pueden afectar el cerebro, la médula espinal, los nervios y los músculos y pueden causar problemas de salud en el nacimiento o posteriormente en la infancia. Hay diferentes tipos de afecciones neurogenéticas pero solo algunos son heredados. Los síntomas varían y pueden empeorar o mejorar con el tiempo. Algunos trastornos neurogenéticos incluyen:

  • Autismo
  • Malformación cerebral
  • Retraso de desarrollo
  • Neurofibramotosis
  • Epilepsia
  • Trastornos metabólicos
  • Trastornos neuromusculares
  • Derrame cerebral infantil
  • Trastornos neurodegenerativos

Los tratamientos dependen de la afección específica y la mayoría incluye procedimientos o medicamentos para reducir y controlar los síntomas.

Esclerosis tuberosa

La esclerosis tuberosa es un trastorno neurocutáneo. Esta afección causa crecimientos benignos llamados tubérculos que se forman en el cerebro y en otros órganos, como los ojos, los riñones, el corazón, los pulmones y la piel. Los niños con esclerosis tuberosa también pueden experimentar:

  • Tumores no cancerosos
  • Epilepsia descontrolada
  • Retraso de desarrollo
  • Latidos anormales
  • Piel anormal en la cara o espalda

Los tratamientos incluyen medicamentos para controlar las convulsiones, cirugía para reducir los síntomas, quimioterapia para tratar los crecimientos cerebrales.

Atrofia muscular espinal

La atrofia muscular espinal es un trastorno genético causado por la pérdida de células nerviosas especializadas que controlan el movimiento muscular. Las células nerviosas especializadas son neuronas motoras y se encuentran en la médula espinal y el cerebro. Cuando los músculos no reciben señales de los nervios, se encogen y se vuelven débiles. Síntomas:

  • Puede comenzar en diferentes edades
  • Puede ser de leve a grave

Los tratamientos incluyen medicamentos usados para demorar el progreso de la enfermedad y fisioterapia para ayudar a fortalecer los músculos.

Neurofibromatosis 1

La neurofibromatosis 1 es una afección en la que los tumores crecen en los nervios de todo el cuerpo. Esto puede causar trastornos multisistémicos del sistema nervioso central, incluido el cerebro, la médula espinal y los nervios craneales. Los síntomas pueden incluir:

  • Manchas en la piel marrón claro (manchas "café con leche")
  • Crecimientos debajo de la piel
  • Desafíos de aprendizaje
  • Huesos blandos
  • Columna vertebral desviada

El tratamiento está diseñado para reducir los síntomas. Si los tumores sobre o debajo de la piel causan dolor, se pueden quitar con cirugía. También se puede usar la cirugía para quitar tumores que ejercen presión sobre los nervios u otros órganos.

Electroencefalograma (EEG)

Un electroencefalograma (EEG) es una prueba que registra y evalúa la actividad eléctrica del cerebro. Hay diferentes maneras en que se usa un EEG para diagnosticar y monitorear una variedad de

  • EEG portátil y de rutina. Esta forma de EEG a menudo se usa para evaluar a las personas con epilepsia. Registra la actividad del cerebro de 20 a 30 minutos.
  • EEG ambulatorio prolongado por video. Este tipo de EEG graba videos y registra la actividad eléctrica del cerebro de 1 a 2 horas o hasta tres días en el hogar.
  • Monitoreo intraoperatorio para neurocirugía y cirugía ortopédica. Este es un EEG para pacientes hospitalizados que monitorea la actividad cerebral de un paciente durante un procedimiento quirúrgico.
  • Extenso EEG a largo plazo por video. Este tipo de EEG para pacientes hospitalizados se usa para el tratamiento médico y quirúrgico de la epilepsia. Además, puede monitorear a pacientes en situaciones de atención crítica, especialmente en la unidades de cuidados intensivos neonatales, pediátricas y cardiovasculares. El extenso EEG a largo plazo por video a menudo se usa para monitorear a pacientes cuando se los desintoxica de ciertos medicamentos o para crear ciertas reacciones para probar la actividad cerebral.

Electromiografía (EMG)

Una EMG es una prueba que se usa para determinar la actividad eléctrica del músculo quieto y en uso.  Una EMG se usa para descubrir anomalías neuromusculares. Se insertan pequeñas agujas llamadas electrodos en la piel y dentro del músculo para realizar un examen.

Estudio de conducción nerviosa (NCS)

La conducción nerviosa mide la velocidad del impulso eléctrico a través de un nervio para determinar si hay una destrucción o un daño en el nervio. Los electrodos se usan para estimular el nervio con un pequeño estímulo eléctrico. A menudo, esta prueba se usa junto con una EMG para ver cómo funcionan los músculos. 

Potenciales evocados

Los potenciales evocados son un estudio de la actividad eléctrica en el cerebro al responder a un estímulo. Esta prueba se usa para medir cómo responde el cerebro a la vista, el sonido o el tacto a medida que las señales viajan a través de los nervios al cerebro. Esta prueba a menudo se usa para el diagnóstico de la esclerosis múltiple.