MENÚ

Afecciones y tratamientos

Brindamos tratamiento a casi todos los niños que son pacientes de Arkansas Children's, ya sea que tengan enfermedades comunes o una afección poco frecuente. Nuestros patólogos son expertos en la realización de pruebas para diagnosticar de todo desde apendicitis aguda hasta formas poco frecuentes de cáncer pediátrico.

Nuestro equipo de patología también trabaja con los médicos de su hijo para determinar los mejores tratamientos y para asegurarse de que su hijo responda bien a la atención y los tratamientos provistos.

Apendicitis aguda

La apendicitis aguda es la inflamación del apéndice. El apéndice se puede obstruir y llenar de bacterias. Si no se trata, el apéndice puede explotar y provocar infección. Un niño con apendicitis aguda puede tener varios síntomas que incluyen:

  • Dolor abdominal cerca del ombligo
  • Hinchazón abdominal
  • Náuseas
  • Fiebre
  • Pérdida del apetito
  • Hinchazón abdominal

Los tratamientos incluyen medicamentos antibióticos, drenaje del apéndice y cirugía para extirpar el apéndice.

Enfermedad cardíaca congénita

La enfermedad cardíaca congénita incluye diferentes tipos de defectos cardíacos presentes en el nacimiento, tales como:

  • Los defectos del tabique son huecos en las paredes entre las aurículas y los ventrículos. Esto hace que la sangre oxigenada se mezcle con la sangre no oxigenada. Los defectos del tabique pueden provocar una falla cardíaca si no se tratan.
  • Los defectos de la válvula pueden provocar pérdidas de sangre o reflujo cuando las valvas no se cierran correctamente. Los defectos en las válvulas a veces se detectan como un soplo cardíaco.

Los niños con estas afecciones pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • Problema para respirar
  • Fatiga
  • Latidos cardíacos rápidos

Los tratamientos para la enfermedad cardíaca congénita a menudo requieren una reparación quirúrgica.

Enfermedad de Hirschsprung

La enfermedad de Hirschsprung se produce cuando las células nerviosas faltan en una parte o la totalidad del intestino delgado, intestino grueso y colon. Esto hace que las heces bloqueen partes del tracto gastrointestinal o se muevan lentamente por el área afectada. Los síntomas incluyen:

  • Estómago hinchado
  • Falla de crecimiento
  • Fiebre
  • Vómitos

A menudo, se necesita cirugía para reparar el colon o los intestinos afectados y para restablecer la función normal.

Anemia de células falciformes

La anemia de células falciformes es el tipo de enfermedad de células falciformes más común y más grave. Este trastorno provoca glóbulos rojos anormales y anemia crónica. Los tratamientos incluyen:

  • Administración del dolor
  • Inmunizaciones para prevenir enfermedades
  • Transfusiones de sangre
  • Medicamentos para aumentar la producción de glóbulos rojos saludables

Leucemia

La leucemia es un cáncer de la sangre. Existen diferentes formas de la afección. Los síntomas más comunes son fatiga y debilidad muscular. La quimioterapia es el tratamiento recetado con mayor frecuencia. Otros tratamientos incluyen:

  • Trasplante de células madre
  • Cirugía
  • Radiación
  • Medicamentos dirigidos
  • Estudios clínicos

Tumores en el cerebro y la médula espinal

Los tumores en el cerebro y la médula espinal son crecimientos anormales de células en la cabeza o en el cuello. Provocan una variedad de síntomas, tales como

  • Dolores de cabeza
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Problemas de visión, audición y habla
  • Pérdida del equilibrio
  • Cambios en la personalidad o el comportamiento
  • Convulsiones
  • Aumento del tamaño de la cabeza en bebés
  • Dolor de espalda
  • Dolor en las extremidades
  • Cambios en el control urinario y/o intestinal
  • Debilidad en las piernas
  • Dificultad para caminar

Los tratamientos dependen de la ubicación y el tipo de tumor. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Cirugía para extirpar el tumor
  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Estudios clínicos

Neuroblastoma

El neuroblastoma es un tipo de cáncer que a menudo comienza en las glándulas suprarrenales que se ubican encima de los riñones. Un neuroblastoma también puede formarse en:

  • Células nerviosas fuera del cerebro
  • Médula espinal
  • Cuello
  • Pecho
  • Abdomen
  • Pelvis

Los neuroblastomas se pueden formar antes del nacimiento y a veces se pueden detectar en las ecografías. A la mayoría de los niños se los diagnostica antes de los 5 años. Los neuroblastomas a menudo se diseminan a otras partes del cuerpo. Los síntomas dependen del lugar donde se origine el neuroblastoma e incluyen:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Bultos
  • Fiebre

Los tratamientos incluyen:

  • Cirugía para extirpar el tumor
  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Trasplante de células madre
  • Inmunoterapia para ayudar al sistema inmunológico del cuerpo a combatir el cáncer

Tumor de Wilms

El tumor de Wilms es el tipo de cáncer de riñón más común en los niños. El tumor se puede hacer muy grande, a veces más grande que el riñón mismo. Existen dos tipos de tumor de Wilms y uno es más fácil de curar que el otro. Algunos niños no tienen síntomas, los cuales incluyen:

  • Hinchazón en el estómago
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Pérdida del apetito
  • Falta de aire
  • Constipación
  • Sangre en la orina

Los tratamientos incluyen:

  • Cirugía para extirpar el tumor y preservar el riñón
  • Quimioterapia
  • Radiación

Linfoma

El linfoma es cáncer del sistema linfático y es el tercer cáncer más común entre pacientes menores de 20 años. Los dos tipos más comunes son:

  • Linfoma de Hodgkin. Esta forma de linfoma afecta a niños mayores de 15 años. La tasa de supervivencia libre de enfermedad es superior al 90 por ciento.
  • Linfoma no Hodgkin. Esta afección es más común en niños que en niñas y es altamente agresiva y de rápido desarrollo. La tasa de supervivencia libre de enfermedad es superior al 80 por ciento.

Lo síntomas a menudo incluyen:

  • Fatiga
  • Sudoración nocturna
  • Fiebre
  • Una masa en el pecho

Los tratamientos incluyen:

  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Trasplante de células madre

Cáncer de hueso

El cáncer de hueso se produce cuando crecen células anormales en los huesos y en el tejido óseo. Los tipos de cáncer de hueso más comunes en niños son:

  • Osteosarcoma. Este cáncer de hueso se produce con mayor frecuencia en los huesos de la rodilla.
  • Sarcoma de Ewing. Este cáncer puede afectar a los huesos de la pelvis, cadera, parte superior del brazo o costillas.

Los síntomas de cáncer de hueso incluyen:

  • Dolor
  • Rigidez
  • Hinchazón
  • Fracturas
  • Fatiga
  • Fiebre

Los tratamientos varían dependiendo del tipo de cáncer de hueso. Incluyen:

  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Cirugía

Carcinoma adrenocortical

El carcinoma adrenocortical es un cáncer infantil poco frecuente que se diagnostica más a menudo en niños entre 1 y 4 años de edad. La afección puede ser hereditaria y afecta más a niños que a niñas. Este tipo de cáncer afecta a las glándulas suprarrenales que se ubican encima de los riñones, provocando la producción escasa o excesiva de hormonas por parte de estas glándulas. Los síntomas incluyen:

  • Un bulto en el estómago
  • Dolor
  • Sensación de tener el estómago lleno

Los tratamientos pueden incluir:

  • Cirugía para extirpar el tumor
  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Tratamiento hormonal para aliviar los síntomas provocados por el exceso de hormonas

Carcinoma nasofaríngeo

El carcinoma nasofaríngeo es un cáncer infantil de cabeza y cuello poco frecuente que es más común en adolescentes que en niños más pequeños. Esta forma de cáncer se presenta en las cavidades nasales o en la parte superior de la garganta detrás de la nariz. A menudo está asociado con el virus de Epstein Barr. Los síntomas pueden incluir:

  • Hemorragias nasales
  • Congestión nasal
  • Infecciones de oídos frecuentes
  • Nódulos linfáticos inflamados en el cuello
  • Dolor de garganta

Los tratamientos a menudo incluyen:

  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Terapia dirigida
  • Cirugía para extirpar los nódulos linfáticos infectados

Carcinoma tiroideo

El carcinoma tiroideo es cáncer de la glándula tiroides, la cual se ubica en la base de la garganta. La glándula tiroides produce las hormonas necesarias para el crecimiento del niño. Hay diferentes tipos de este cáncer, el cual es más común en niñas. Los síntomas incluyen:

  • Bulto en el cuello
  • Nódulos linfáticos inflamados
  • Sensación de tener el cuello lleno o tirante
  • Problemas para respirar o tragar

Los tratamientos varían según el tipo de carcinoma tiroideo e incluyen:

  • Cirugía para extirpar los tumores, parte o la totalidad de la tiroides
  • Terapia de yodo radiactivo, para destruir las células cancerígenas que queden después de la cirugía
  • Terapia con hormonas tiroideas, para reemplazar las hormonas normales y retardar el crecimiento de células cancerígenas residuales.
  • La quimioterapia puede ser necesaria si el cáncer se disemina a otras partes del cuerpo

Rabdomiosarcoma

El rabdomiosarcoma es el sarcoma de tejido blando más común en niños. Hay dos tipos de la afección, una con tumores que se agrandan y la otra con tumores que no crecen en tamaño. El rabdomiosarcoma puede aparecer en:

  • Médula ósea
  • Genitales
  • Órganos reproductivos
  • Ojos
  • Cabeza y cuello
  • Extremidades

Los síntomas del rabdomiosarcoma incluyen:

  • Dolor
  • Desarrollo de una masa que no produce dolor
  • Dificultades intestinales y de la vejiga
  • Problemas menstruales
  • Problemas respiratorios superiores
  • Dolor en los huesos
  • Anemia

Los tratamientos incluyen:

  • Cirugía
  • Radiación
  • Quimioterapia

Retinoblastoma

El retinoblastoma es un cáncer pediátrico poco frecuente que afecta a la retina del ojo, la cual desempeña un rol clave en la visión. La afección se diagnostica más a menudo en niños menores de 5. El trastorno puede ser genético o no genético. Cuando el retinoblastoma no es hereditario, afecta a un solo ojo. El retinoblastoma puede diseminarse por todo el ojo, hacia el nervio óptico y el cerebro, huesos y médula ósea. Los síntomas incluyen:

  • Ojo de gato (una mancha blanca o amarilla en el ojo)
  • Visión disminuida
  • Ojos prominentes o retraídos
  • Dolor por la presión en el ojo

Los tratamientos usados incluyen:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Terapia focal
  • Trasplante de células madre
  • Radiación

Melanoma

Melanoma es un cáncer de piel que se diagnostica con mayor frecuencia en adultos pero que afecta a unos 300 niños en EE. UU. cada año. Es el cáncer de piel más común en niños, especialmente entre adolescentes mujeres que son las que más probablemente toman sol o usan camas solares. Aún así en la mayoría de los niños, la exposición al sol no es un factor en el desarrollo del melanoma. Los síntomas incluyen:

  • Un bulto en la piel que pica o sangra
  • Una lesión similar a una verruga amarilla, blanca o rosa
  • Una lesión en la piel
  • Lunares grandes de aspecto extraño

El tratamiento incluye:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Inmunoterapia para ayudar al sistema inmunológico del cuerpo a combatir el cáncer

Síndromes genéticos poco frecuentes

Los síndromes genéticos poco frecuentes son un grupo de afecciones poco comunes que afectan a niños, algunas de las cuales no se pueden identificar mediante un diagnóstico específico. Estas afecciones genéticas o metabólicas pueden estar presentes en el nacimiento o pueden aparecer luego en la niñez. Los síntomas de estas afecciones varían ampliamente. Como resultado, el equipo de tratamiento de su hijo puede incluir los siguientes expertos:

  • Médicos
  • Dietistas nutricionistas
  • Enfermeros especializados
  • Asesores en genética
  • Trabajadores sociales
  • Especialistas en niñez
  • Apoyo espiritual

Los tratamientos pueden incluir:

  • Terapia nutricional
  • Asesoramiento en genética
  • Estudios clínicos