El ultrasonido mejorado con contraste está disponible para los pacientes de Arkansas Children's. Este tipo de ultrasonido se usa comúnmente para diagnosticar el reflujo vesicoureteral, lesiones focales hepáticas y traumatismos abdominales cerrados leves. Es beneficioso para los pacientes pediátricos ya que no utiliza radiación ionizante que puede producir efectos nocivos. El examen es más cómodo porque los pacientes son colocados en una cama para ultrasonido y pueden ser acompañados por miembros de la familia. Este examen también es una opción segura para pacientes con enfermedades renales o que no pueden recibir contraste por tomografía computada (TC) o resonancia magnética (IRM).