La piscina Gerald Hamra Memorial Pool fue construida en 1986 para permitir que los niños con necesidades especiales tengan una forma única y divertida de disfrutar del agua. La piscina Gerald Hamra Memorial Pool fue diseñada como la piscina utilizada en los Juegos Olímpicos de Verano que se llevaron a cabo en Munich, Alemania, en 1972, en los cuales los directivos notaron que su complejo no tenía suficiente espacio para una piscina y un área de gimnasia. La solución fue crear un área de gimnasia con un piso movible para que pudiera bajarse y convertirse en piscina.

Controlado por un elevador hidráulico que se desplaza a la velocidad de un pie por minuto, el piso de la piscina puede ser elevado y bajado hasta la profundidad deseada. De este modo se permite un ingreso y una salida fácil para los pacientes con necesidades especiales (por ejemplo, quienes usan una silla de ruedas), ya que pueden ingresar a la piscina a nivel del suelo en seco y luego ser transportados hacia bajo hasta el agua. El agua se mantiene a una temperatura agradable de 93 °F para relajar los músculos cuando la terapia está en marcha. La piscina para terapias fue la primera de su tipo en el mundo que se usa en un hospital pediátrico, y sigue siendo la única de su clase en Arkansas.

El Departamento de Rehabilitación ofrece terapia en la piscina a través de los servicios de terapia para pacientes ambulatorios analizando cada caso individual. También se llevan a cabo clases de natación grupales durante todo el año, de manera semestral.