Los estudios de la médula ósea líquida y muestras de hueso que la contienen se usan para diagnosticar, confirmar y determinar la etapa de la leucemia. Se toman muestras de células de la cadera usando una aguja larga. Los médicos examinan las células para identificar células sanguíneas anormales