La esofagitis eosinofílica es una afección alérgica poco frecuente que es difícil de diagnosticar. La afección es conocida por la inflamación y el crecimiento de muchos glóbulos blancos en el esófago. El equipo de Patología lleva a cabo una biopsia del esófago para estudiar las células de la pared esofágica. Si se detecta la esofagitis eosinofílica; se realizarán más pruebas para conocer los desencadenantes y las causas de la alergia.