Las enfermedades autoinflamatorias sistémicas son una categoría nueva de afecciones reumáticas e inflamatorias, diferentes del lupus o de la artritis juvenil. Las EAS son afecciones genéticas heredadas que suelen incluir síndromes febriles. Son afecciones complejas difíciles de diagnosticas porque los pacientes no tienen marcadores en la sangre, como los autoanticuerpos que se usan para identificar ciertas enfermedades.

Los síntomas de las EAS incluyen:

  • Fiebres recurrentes
  • Sarpullido
  • Dolor de pecho y dolor abdominal
  • Los análisis de sangre suelen mostrar inflamación sistémica cuando no hay infección

Para el tratamiento se usan medicamentos para controlar los episodios de inflamación.