La narcolepsia es un trastorno neurológico del sueño que se caracteriza por una abrumadora somnolencia diurna y ataques de sueño repentinos. 

Los síntomas pueden incluir:

  • excessive daytime sleepiness
  • cataplexia (la incapacidad periódica de hacer movimientos secundarios voluntarios hasta una inhibición repentina del tono muscular)
  • ataques de microsueño durante el día
  • alucinaciones
  • parálisis durante el sueño
  • disrupted nighttime sleep
Hipersomnia idiopática

With Idiopathic Hypersomnia, a person feels a constant need to sleep. Puede ser que estén en condiciones de evitarlo si pueden hacerlo. Es posible que algunas personas duerman una cantidad excesiva de horas por la noche y aun así les resulte difícil despertar. Pueden verse confundidas o desorientadas al despertar.  Es diferente de la narcolepsia porque no suele llevar a que la persona se duerma repentinamente o a que pierda el tono muscular debido a emociones intensas. Las siestas no son tan revitalizantes como para la persona que padece narcolepsia.

Ambos problemas pueden ser evaluados con una polisomnografía, que permitirá descartar otros trastornos del sueño, seguidas de una prueba de latencias múltiples del sueño (MSLT), que evalúa la somnolencia del niño. Los tratamientos pueden consistir en administración individualizada de medicamentos, siestas programadas y modificaciones en los horarios de trabajo/escuela.