Esta prueba es una medición objetiva de la tendencia a dormirse durante las horas del día después de haber tenido una noche de sueño reparador. Esta prueba es particularmente valiosa a la hora de diagnosticar la narcolepsia. En esta prueba, al paciente se le dan múltiples oportunidades de quedarse dormido durante el día.