Melanoma es un cáncer de piel que se diagnostica con mayor frecuencia en adultos pero que afecta a unos 300 niños en EE. UU. cada año. Es el cáncer de piel más común en niños, especialmente entre adolescentes mujeres que son las que más probablemente toman sol o usan camas solares. Aún así en la mayoría de los niños, la exposición al sol no es un factor en el desarrollo del melanoma. 

Los síntomas incluyen:

  • Un bulto en la piel que pica o sangra
  • Una lesión similar a una verruga amarilla, blanca o rosa
  • Una lesión en la piel
  • Lunares grandes de aspecto extraño

El tratamiento incluye:

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Inmunoterapia para ayudar al sistema inmunológico del cuerpo a combatir el cáncer