El trastorno de movimiento periódico de las extremidades (PLMD) consiste en movimientos repetitivos de las extremidades que se producen cada unos pocos segundos durante el sueño.  Suele manifestarse en las piernas, pero también puede afectar los brazos. Los movimientos no despiertan al niño, pero pueden perturbar su sueño.  La perturbación del sueño puede provocar síntomas propios de la somnolencia diurna.  La mayoría de los niños y adolescentes no se percatan de los movimientos que se producen mientras duermen.  El PLMD se puede asociar con el síndrome de las piernas inquietas (RLS).  La presencia del PLMD puede llevar a una evaluación más exhaustiva que incluya una polisomnografía y análisis de laboratorio para verificar los niveles de ferritina.