El síndrome de las piernas inquietas (RSL) es un trastorno del movimiento caracterizado por una sensación de incomodidad o una necesidad urgente de mover las piernas, que se produce mientras la persona está despierta y relajándose.  Esta urgencia suele aparecer a la hora de dormir, pero también puede manifestarse en otros momentos en los que las piernas hayan estado inactivas, como por ejemplo cuando se está sentado quieto por un largo período debido a actividades como conducir un auto o mirar una película.  Para aliviar la sensación "extraña y escalofriante" en las piernas, el niño o adolescente mueve las piernas o se las rasca, da vueltas en la cama o se levanta y camina. El alivio suele aparecer inmediatamente después de mover las piernas.  La causa se desconoce pero es posible que este trastorno también esté relacionado con nivelos bajos de ferritina.  A veces, el RSL se manifiesta en varios miembros de la familia y se considera un trastorno genético.