MENÚ

El Programa de quemaduras en Arkansas Children's Hospital

Más de 100,000 pacientes son hospitalizados cada año en los centros de quemaduras de todo el país. Si bien muchas quemaduras son leves y no requieren hospitalización, algunas son muy extensas o profundas y pueden requerir hospitalización y cirugía. Aproximadamente un tercio de los pacientes tratados por quemaduras son pacientes pediátricos.

Arkansas Children's Hospital cuenta con el ÚNICO programa de quemaduras de Arkansas. Fundado en 1928, el Programa de quemaduras ha proporcionado una atención personalizada e integral a pacientes adultos y pediátricos. En promedio, el Programa de quemaduras hospitaliza a más de 400 pacientes por año y atiende a más de 2250 pacientes ambulatorios.

El Programa de quemaduras utiliza técnicas médicas de vanguardia, como sustitutos de piel, técnicas de injerto de piel de avanzada, realidad virtual y otras tecnologías innovadoras para ayudar a los pacientes a recuperarse más rápido, disminuir el dolor y mejorar los resultados cosméticos y funcionales.

El equipo de quemaduras es único y consta de cirujanos, anestesiólogos, enfermeros(as) con práctica médica, enfermeros(as), fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, un nutricionista clínico, farmacéuticos, trabajadores sociales, capellanes, especialistas en niñez, psicólogos, especialistas en rehabilitación, terapeutas respiratorios y un coordinador de altas. El equipo completo se dedica a proporcionar la mejor atención de quemaduras en el país y trabaja tanto con las familias como con los pacientes para ayudar en el proceso de recuperación.

Además de quemaduras térmicas, el centro de quemaduras tiene experiencia en tratar las siguientes afecciones:

  • Lesiones por productos químicos
  • Lesiones por accidentes eléctricos
  • Lesiones por inhalación
  • Lesiones traumáticas en tejidos blandos (como lesiones que arrancan los tejidos blandos y dejan el tejido óseo expuesto, o raspones por accidentes en la carretera)
  • Trastornos de desprendimiento de la piel (como necrólisis epidérmica tóxica y síndrome de Stevens-Johnson)
  • Reconstrucción de quemaduras/revisión de cicatrices