MENÚ

Implantes con anclaje óseo

El programa pediátrico de implantes con anclaje óseo de Arkansas Children's ayuda a escuchar mejor a los niños con pérdida auditiva conductiva (PAC), pérdida auditiva mixta (PAM) y pérdida auditiva unilateral (PAU)/sordera de un solo lado (SSL), a través de la conducción ósea directa. 

¿Quiénes se pueden beneficiar con los implantes de anclaje óseo?

  • Pérdida auditiva conductiva (PAC)
  • Pérdida auditiva mixta (PAM)
  • Pérdida auditiva unilateral (PAU)/sordera de un solo lado (SSL)

Pérdida auditiva conductiva y pérdida auditiva mixta

Las causas de la pérdida auditiva conductiva (PAC) o la pérdida auditiva mixta (PAM) se pueden presentar al momento del nacimiento o adquirirse más adelante, y a menudo incluyen malformaciones del oído externo, el canal auditivo o el oído medio. Muchas veces el canal auditivo tiene una infección crónica y puede drenar de manera permanente. El procesador de sonido del implante con anclaje óseo se puede acoplar a una cinta suave para la cabeza que tenga elástico o algún otro diseño especial para mejorar el sonido y la comodidad. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda la intervención quirúrgica a partir de los 5 años de edad. Hasta que el niño llegue a esa edad, Arkansas Children's recomienda el uso de un procesador con anclaje óseo en una de las cintas disponibles. 

Pérdida auditiva unilateral/sordera de un solo lado

Los niños con audición normal en un oído y pérdida auditiva en el otro padecen pérdida auditiva unilateral (PAU). Cuando la pérdida de audición es completa en un oído, esta afección a veces se denomina sordera de un solo lado (SSL). La pérdida auditiva unilateral o sordera de un solo lado en los niños a menudo causa escasas habilidades auditivas en áreas ruidosas, dificultad para determinar de dónde vienen los sonidos (localización) y dificultad para escuchar del lado con pérdida auditiva incluso a una distancia corta. Los niños con pérdida auditiva en un oído y audición normal en el otro corren riesgos en el área educativa. Estos niños pueden hablar normalmente pero, a veces, tienen un bajo rendimiento escolar. En Arkansas Children's, hemos descubierto que los implantes con anclaje óseo son beneficiosos para estos tipos de pérdida auditiva. El implante con anclaje óseo conduce el sonido desde el oído con pérdida auditiva hasta el oído con audición normal mediante conducción ósea directa y genera la sensación de escuchar con ambos oídos.  A los 5 años, el procesador de sonido se puede adherir a un pequeño implante colocado en el hueso temporal detrás del oído, transfiriendo el sonido directamente a la cóclea sin involucrar el canal auditivo ni el oído medio. El sonido se transfiere directamente al hueso del cráneo y, a su vez, estimula directamente el órgano de la audición, la cóclea. En muchos niños, esta intervención quirúrgica se divide en dos cirugías ambulatorias, para garantizar así la curación adecuada del implante.