MENÚ

¿Cuándo se recurre a la ECMO?

La ECMO es una opción para aquellos pacientes que tienen una insuficiencia cardíaca y/o pulmonar grave, que supone un riesgo para su vida. Se recurre a ella cuando 1) el paciente no responde a otra clase de asistencia y 2) el médico del paciente considera que hay probabilidades de revertir la afección (es decir, tratarla). En el caso de problemas pulmonares graves, la ECMO se considera cuando los pulmones están tan enfermos y lesionados que los respiradores mecánicos fallan o tienen configuraciones tan altas que pueden hacer que los pulmones se dañen aún más. La ECMO funciona como los pulmones del paciente hasta que los pulmones se curen lo suficiente como para que el respirador pueda volver a asistir al paciente de forma adecuada. La ECMO no reemplaza los tratamientos como antibióticos o medicamentos que ayudan a eliminar el edema/líquido de los pulmones. El único propósito de la ECMO es ganar tiempo para que los pulmones del paciente se recuperen de cualquier proceso de enfermedad que haya afectado al paciente en primer lugar.

Del mismo modo, la ECMO se puede usar para ayudar a un paciente con insuficiencia cardíaca a bombear un flujo sanguíneo suficiente al resto del cuerpo para respaldar el funcionamiento de un órgano vital. Esto a veces puede ser necesario antes o después de una cirugía del corazón, o en casos de enfermedades que debilitan sobremanera la habilidad del músculo cardíaco de bombear sangre. Otras veces el corazón del paciente está tan débil que se debe considerar la posibilidad de un trasplante de corazón. Si ese es el caso, la ECMO se puede usar para ayudar a bombear sangre a los órganos vitales del paciente hasta que se consiga el corazón trasplantado. Esto se denomina "asistencia ventricular pretrasplante". La ECMO suministra un abundante flujo de sangre y oxígeno a los principales órganos como el cerebro, hígado y riñones, y les ayuda a mantener su funcionamiento durante la enfermedad del niño. En Arkansas Children's Hospital, la ECMO se ha utilizado con éxito para afecciones tales como:

  • Neumonía grave
  • Síndrome de aspiración de meconio (SAM)
  • Hipertensión pulmonar (HTP)
  • Hernia diafragmática congénita (HDC)
  • Ataques de asma que ponen en riesgo la vida
  • Choque septicémico
  • Asistencia ventricular pretrasplante
  • Tratamiento de apoyo antes de la cirugía cardíaca
  • Tratamiento de apoyo después de la cirugía cardíaca
  • Paro cardiorrespiratorio