MENÚ

Preparación para la anestesia y la cirugía

¿Cómo y cuándo debo preparar a mi hijo para la anestesia y la cirugía?

  • Sea honesto con su hijo y explíquele a donde está yendo. No le mienta.

  • Asegúrele que estará dormido durante la cirugía y que se despertará una vez haya finalizado.

  • Asegúrele que un familiar estará a su lado cuando se despierte de la cirugía.

  • A los niños más pequeños (menores de 8 años aproximadamente) se les deben explicar las cosas en términos que comprenderán. Por ejemplo, puede decirle a su hijo de cuatro años que lo operarán para "arreglar su pancita" o "para que la pancita esté mejor" y que estará dormido mientras dure la operación. También puede ser de ayuda que el niño más pequeño elija un artículo, como un juguete favorito, su manta o un animal de peluche, para llevarlo al hospital y sentirse seguro.

  • A los niños mayores y adolescentes (de 9 años en adelante aproximadamente) se les deben proporcionar tantos detalles como usted crea que puedan manejar. Trate de animar a su hijo a hacer preguntas. Ayúdele a pensar en formas de hacer que la espera hasta la cirugía sea más amena, como llevar un libro para leer o música para escuchar por los auriculares.

¿Cuándo debo preparar a mi hijo?

  • Puede empezar a preparar a su hijo pequeño aproximadamente una semana antes de la cirugía, dándole información sobre lo que sucederá. Si su hijo es menor de 3 años o está muy ansioso, lo mejor sería esperar hasta la semana de la cirugía o unos días antes para empezar a hablar sobre ella.

  • Los niños mayores y los adolescentes pueden prepararse con antelación, alrededor del mismo momento en que usted se prepara. Sin embargo, si está muy ansioso o tiene un retraso de desarrollo, quizás sea mejor esperar hasta la semana de la cirugía para hablar con su hijo con más detalles.

Estas edades y pautas son sugerencias. Todos los niños son diferentes. Usted es quien mejor conoce a su hijo y debe usar su propio criterio acerca de cómo y cuándo preparar al niño.