MENÚ

Afecciones y tratamientos en reumatología

Tratamos a muchos niños con artritis pediátrica, y a niños con una amplia variedad de afecciones reumáticas frecuentes y no frecuentes. Los médicos del servicio de reumatología pediátrica de Arkansas Children's son expertos en el diagnóstico y tratamiento de estas afecciones.

Nuestro equipo ofrece atención de avanzada y muchos de nuestros médicos, enfermeros y personal auxiliar participan activamente de investigaciones para mejorar los resultados de atención y encontrar nuevos tratamientos de estas afecciones que suelen ser difíciles de tratar.

Artritis idiopática juvenil

La artritis idiopática juvenil es una enfermedad crónica cuya causa se desconoce. La afección tiene diferentes presentaciones, que pueden afectar a una o más articulaciones a la vez y también pueden afectar la piel y los ojos. La artritis idiopática juvenil causa estos síntomas:

  • Inflamación en las articulaciones
  • Hinchazón en las articulaciones y/o los ojos
  • Dolor
  • Limitación de movimiento
  • Sarpullidos
  • Fiebre

No hay cura para la atritis idiopática juvenil. Los tratamientos se centran en reducir o controlar los síntomas y lograr que su hijo viva una vida lo más normal posible. Los tratamientos incluyen:

  • Medicamentos para reducir inflamaciones, como corticoesteroides y antiinflamatorios. Los medicamentos se administran vía oral o a través de inyecciones en las articulaciones.
  • Cirugía ortopédica de reemplazo de articulaciones, de ser necesario
  • Terapia física y rehabilitación para mantener la flexibilidad de las articulaciones y fortalecer los huesos y músculos que las sostienen. La terapia también se utiliza después de la cirugía para recuperar movilidad.

Lupus eritematoso sistémico (SLE)

El lupus eritematoso sistémico es una afección crónica autoinmune poco frecuente que puede afectar a diferentes partes del cuerpo, como:

  • Los riñones
  • La piel
  • Las articulaciones
  • La sangre

El lupus es más frecuente en niñas adolescentes y uno de los factores desencadenantes puede ser el desequilibrio hormonal de la pubertad. Los siguientes son otros factores desencadenantes:

  • Factores ambientales
  • Infecciones virales
  • Ciertos medicamentos

El lupus causa un estado de cansancio extremo, además de otros síntomas, como:

  • Sarpullido en forma de mariposa sobre las mejillas y la nariz
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Pérdida del apetito
  • Lesiones en la boca

Se utiliza un tratamiento para reducir los síntomas y mejorar el bienestar de su hijo. Las opciones incluyen:

  • Medicamentos antiinflamatorios como esteroides (prednisona)
  • Medicamentos inmunosupresores para calmar la hiperactividad del sistema inmunológico

Dermatomiositis juvenil (JDM, en inglés)

La dermatomiositis juvenil es una afección autoinmune que suele diagnosticarse con mayor frecuencia en niños de entre 4 y 10 años. La enfermedad provoca inflamación en los pequeños vasos sanguíneos de los músculos (miositis) y en la piel (dermatitis). La inflamación causa:

  • Debilidad muscular
  • Dolor muscular en la zona de la cadera y los hombros
  • Erupciones cutáneas:
    • En el rostro
    • Encima de los párpados
    • En los nudillos
    • En las rodillas y los codos

Los tratamientos incluyen estrategias para controlar la inflamación y generar más anticuerpos. Incluyen:

  • Corticoesteroides
  • Esteroides
  • Inmunoglobulina intravenosa
  • Fisioterapia

Uveítis

La uveítis es una enfermedad inflamatoria del ojo que puede afectar cualquier parte de este órgano. La afección suele presentarse junto con otras enfermedades reumáticas, pero suele desconocerse la causa de la uveítis. La inflamación puede destruir los tejidos oculares. Los síntomas incluyen:

  • Disminución de la visión
  • Visión borrosa
  • Dolor
  • Fotosensibilidad (sensibilidad a la luz)
  • Más cuerpos vítreos

En casos graves, puede provocar ceguera. Hay tratamientos para controlar los síntomas y evitar el daño a los tejidos y recuperar la vista perdida. Incluyen:

  • Antiinflamatorios para los ojos
  • Medicamentos inmunosupresores de administración oral

Síndrome de superposición

El síndrome de superposición se refiere a pacientes diagnosticados con una enfermedad reumática autoinmune que no se puede identificar fácilmente como una afección conocida, como el lupus o la artritis juvenil, porque presenta signos y síntomas de más de una afección. Nuestros médicos harán pruebas de autoanticuerpos a su hijo para encontrar los mejores tratamientos. Pueden encontrar tratamientos específicos según los biomarcadores e información genética de la afección de su hijo.

Vasculitis

La vasculitis es la inflamación de los vasos sanguíneos, que afecta el flujo correcto de la sangre a los tejidos (pulmones, riñones, piel) del organismo. Hay muchos tipos de esta afección poco frecuentes, y los síntomas de cada uno varían enormemente. Los siguientes son los tipos más frecuentes de vasculitis en niños:

  • Enfermedad de Kawasaki
  • Vasculitis asociada a IgA (Henoch-Schönlein)

Los síntomas incluyen:

  • Falta de aire
  • Tos
  • Adormecimiento o debilidad en una mano o pie
  • Puntos rojos, bultos o lesiones en la piel

Los tratamientos buscan reducir la inflamación y prevenir el daño. Incluyen:

  • Esteroides (prednisona)
  • Medicamentos inmunosupresores

En casos graves, es posible que sea necesaria una cirugía para:

  • Reparar vasos sanguíneos dañados
  • Reemplazar un riñón dañado con un trasplante

Enfermedades autoinflamatorias sistémicas (EAS)

Las enfermedades autoinflamatorias sistémicas son una categoría nueva de afecciones reumáticas e inflamatorias, diferentes del lupus o de la artritis juvenil. Las EAS son afecciones genéticas heredadas que suelen incluir síndromes febriles. Son afecciones complejas difíciles de diagnosticas porque los pacientes no tienen marcadores en la sangre, como los autoanticuerpos que se usan para identificar ciertas enfermedades. Los síntomas de las EAS incluyen:

  • Fiebres recurrentes
  • Sarpullido
  • Dolor de pecho y dolor abdominal
  • Los análisis de sangre suelen mostrar inflamación sistémica cuando no hay infección

Para el tratamiento se usan medicamentos para controlar los episodios de inflamación.

Síndrome de fiebre periódica

El síndrome de fiebre periódica hace referencia a un grupo de afecciones inflamatorias autoinmunes con síntomas similares. El principal signo es una fiebre recurrente sin presencia de infección. Los niños con síndrome de fiebre periódica por lo general se sienten bien entre episodios. El síndrome suele ser genético. Si los médicos pueden encontrar la mutación que causa la enfermedad de su hijo, pueden aplicar tratamientos específicos.

La fiebre periódica más frecuente es la fiebre mediterránea familiar. Estos son algunos de sus síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor abdominal, en el pecho y en las articulaciones
  • Hinchazón

Los tratamientos incluyen medicamentos para controlar y detener los episodios febriles.

Osteomielitis crónica no bacteriana (CNO, en inglés)

La osteomelitis crónica no bacteriana es un trastorno autoinmune que causa inflamación en los huesos. Las causas de la afección se desconocen, ya que no hay presencia de infección ni bacterias cuando aparece la inflamación. Los síntomas incluyen:

  • Dolor en los huesos
  • Hinchazón
  • Enrojecimiento de la piel
  • Fiebre sin razón aparente
  • Lesiones en los huesos

Los médicos han descubierto que los medicamentos inmunosupresores permiten lograr mejore resultados con los antiinflamatorios. Los tratamientos incluyen:

  • Los medicamentos antiinflamatorios reducen la inflamación y el dolor
  • Medicamentos biológicos e inmunsupresores para calmar la reacción del sistema inmunológico
  • Corticoesteroides para reducir la inflamación